Apostando por el medio ambiente desde la escuela

Cada uno de los trabajos reflejaba el ingenio de los niños. Algunos más elaborados que otros, pero con una característica en común: todos estaban hechos en base a material reciclable. Tal fue la atracción por los novedosos  productos que,  lo que comenzó como una feria de exposición terminó con ventas y pedidos a futuro. Es así como los estudiantes de Lancones contribuyen, desde la escuela, a reducir la  contaminación de su entorno.

Por Jovita Trelles

Con la participación de 45 alumnos de los colegios de Zapayal, Suena el Agua y Playas de Chilaco se realizó la primera Feria de exposición de material reciclable en las instalaciones de la Institución Educativa 20530 – Zapayal. Los alumnos elaboraron diversos adornos para el hogar y útiles para el colegio como: cartucheras, libretas de notas, portalapiceros, hasta diseñaron disfraces que fueron vistos en un desfile.

“Los niños han disfrutado mucho trabajando estas manualidades con material reciclable. Aunque al principio muchos alumnos no estaban convencidos de poder trabajar con estas cosas, que ellos consideraban ‘basura’; se animaron a hacerlo cuando vieron que sus otros amigos hacían cosas muy lindas y útiles”, comentó la directora de la I. E. 20530-Zapayal, Aurora Dioses Campo.

Las tres instituciones que participaron en la feria pertenecen a la margen izquierda del río Chira y están en el área de influencia del proyecto “Mejora de las condiciones de la salud básica, nutrición y educación para el desarrollo humano sostenible de la población rural de la zona fronteriza peruana ecuatoriana del distrito de Lancones, Piura-Perú”, que ejecutan la Asociación Civil Fomento de Investigación y Acción para el Desarrollo (FIAD), la Universidad de Piura (UDEP) y la Municipalidad Distrital de Lancones.

“Esta feria se realizó como parte de la campaña de sensibilización del proyecto para crear conciencia en los niños y padres de familia sobre la importancia de reutilizar algunos materiales, como botellas plásticas, latas, chapas, cartón y bolsas, y así contribuir a evitar o, por lo menos, reducir la contaminación del ambiente” señala el profesor Víctor Galán, capacitador del proyecto Lancones, que es Financiado por el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la cooperación- Lankidetzarako Ingeniaritza (IC-LI) y apoyado por el Plan Binacional Perú Ecuador.

Además de valorar el uso de materiales reciclables, los profesores aprovecharon la ocasión para celebrar el Día del logro, que consiste en la presentación de todos los materiales y trabajos elaborados por los alumnos durante el año escolar.

Impactando fuera de las aulas

La importancia del reciclaje en la zona de Lancones, no solo beneficiará a los centros educativos que participan en estas actividades, sino que en un largo plazo se logrará generar cambios notables en la conciencia ambientalista de los pobladores de la margen izquierda del río Chira, lo que causará un mayor impacto en la salud ambiental de su entorno.

“Sullana tiene grandes deficiencias en sus manejos de residuos sólidos. No cuenta con políticas ambientalistas dentro de su gestión municipal. Este tipo de  ferias de reciclaje y reutilización de materiales desde la escuela son un gran paso para ir creando conciencia ambiental en los niños, quienes luego crecerán con unas normas que respetarán y protegerán el medio ambiente”, indicó el doctor Francisco Arteaga Núñez, especialista de impacto ambiental de la Universidad de Piura.

De acuerdo a unos monitoreos realizados por la Autoridad Administradora del Agua (AAA), la contaminación en los ríos Chira y Piura sobrepasa los niveles permitidos tanto para riego como para consumo humano. Esto se debe a la mala disposición de los desechos de las poblaciones que viven a lo largo de las laderas de los ríos, que arrojan  basura en estos.

“Lamentablemente, no hay una cultura de cuidado ambiental en Lancones. Los pobladores no son sensibles frente a los graves efectos negativos que ocasionan sus malas prácticas higiénicas sanitarias y medioambientales. Por ello, es necesario este tipo de sensibilizaciones, que involucren a toda la comunidad, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, porque son ellos quienes dirigirán su comunidad en el futuro”, dijo Víctor Galán.

Reciclando y ganando

Uno de los grandes incentivos de los alumnos al trabajar con materiales reutilizables, fue descubrir que podían cuidar el medio ambiente reciclando y, a la vez, obtener ganancias: económicas y utilitarias, al crear nuevos objetos en base a cosas desechadas.

“Cada uno de los alumnos ha trabajado manualidades muy creativas para esta feria, como cofres a base de botellas de plástico, alcancías con formas de chanchito, cartucheras de botella, portalapiceros de pomos, floreros decorativos y hasta bisutería. Pero lo que más les ha asombrado es haber podido vender sus productos y ganar dinero con una mínima inversión”, comentó Rosa Panta de Mauricio, directora de la I. E. 14813 de Suena el Agua.

Sin duda este tipo de actividades permite a los alumnos expandir su creatividad, demostrar su ingenio y colaborar con el cuidado de su entorno, enseñando con el ejemplo, lo divertido y provechoso que es trabajar con materiales reciclables en la escuela.