Archivo de la categoría: Reportajes

Y entonces, llegó el agua a Lancones

Por Paula Romero G.

El distrito de Lancones asume parte de la frontera que separa el norte de Perú con Ecuador a través de la provincia de Sullana, en la región de Piura. Se encuentra situada en una zona de bosque seco, cuya vegetación es árida y desértica, el clima es espeso y caluroso.

Lancones se encuentra próximo al centenario sin embargo, muchos de los caseríos llevan existiendo décadas. Antes de ser una ruta de paso para la expedición de Francisco Pizarro y la llegada de los españoles, Lancones fue un lugar estratégico para la etnia Tallán.

Pero a pesar de la riqueza cultural que recoge la historia de Lancones, la mayoría de los 81 caseríos y 85 anexos que componen el distrito han presentado altos índices de pobreza debido a los niveles de desnutrición infantil, enfermedades por falta de prácticas sanitarias y escaso desarrollo educativo.

Desde el año 2000 la Universidad de Piura, en colaboración con el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la Cooperación (ICLI) ejecutó a través de la Asociación Civil Fomento de Investigación de Acción para el Desarrollo (FIAD) y el compromiso de la Municipalidad Distrital de Lancones, ejecuta una serie de proyectos en la zona, beneficiando a la fecha a aproximadamente 4 mil 200 pobladores de 26 caseríos de la margen izquierda del distrito.

En los últimos 15 años, la Universidad ha visitado los caseríos donde se ha llevado a cabo la construcción de los sistemas de agua potable y saneamiento a través de la instalación de letrinas y las capacitaciones a docentes y alumnos sobre el uso de las nuevas tecnologías, formación a promotores de salud y charlas a padres y madres de la comunidad en equidad de género, nutrición infantil y prácticas de organización para el mantenimiento de los servicios comunitarios.

Continuar leyendo

Pileta pública en el caserío de Suena el Agua.

Pileta pública en el caserío de Suena el Agua.

Lalaquiz en vías de desarrollo gracias a la producción de panela granulada

El proyecto “Mejora de la calidad de vida y de las alternativas para el desarrollo de los pobladores del distrito de Lalaquiz, sierra altoandina de la región Piura-Perú”, financiado por el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la Cooperación (IC-LI), y ejecutado por la Asociación Civil Fomento de Investigación y Acción para el Desarrollo (FIAD), la Universidad de Piura y la Municipalidad Distrital de Lalaquiz, ha permitido:

- organizar y capacitar a los agricultores altoandinos de la sierra piurana para mejorar sus cultivos de caña de azúcar y producir panela granulada orgánica de buena calidad,

- mejorar los procesos productivos con tecnología innovadora para obtener mayor cantidad de panela de mejor calidad y en menos tiempo, reduciendo costos de producción,

- contar con la zonificación ecológica económica del distrito, documento de partida para realizar un Ordenamiento Territorial (OT).

Lalaquiz es un distrito con grandes ventajas comparativas que de acuerdo a la zonificación ecológica económica cuenta con 17 zonas ecológicas y económicas distribuidas en 14,625.84 has., de las cuales, el 52.47 % corresponde a las zonas productivas, el 23.68% a las zonas de protección y conservación ecológica, el 6.12% a las zonas de tratamiento especial, el 15.88 % a las de recuperación; mientras que solo el 1.87% corresponde a las zonas de uso urbano industrial y expansión urbana; pero con escasas competencias, que lo convierte en uno de los distritos más pobres de Piura y del Perú con un IDH de 0.508117, y cuyos pobladores viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza.

Hasta hace unos años, la producción de panela en el distrito lalaquiceño era netamente artesanal y estaba destinada básicamente para consumo humano. Unas pailas artesanales, un molino accionado por un animal de carga (burro, mula o toro) y una cocina de adobe eran las herramientas que utilizaban los productores para fabricar este producto, además de mucha mano de obra.

Lograr que los productores se convencieran de que el cultivo de caña para la elaboración de la panela granulada era rentable fue el inicio de una de las acciones realizadas por el proyecto, complementada con capacitación en producción, tecnificación, comercialización y en buenas prácticas de higiene, sanitarias y seguridad industrial para la producción de la panela granulada. Y luego organizar a los miembros de la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios –Señor Cautivo de la zona de San Lorenzo–, se construyó un módulo de producción de panela granulada en el caserío Tambogrande con innovaciones tecnológicas probadas por profesionales expertos en la agroindustria panelera que ha permitido optimizar el proceso productivo (en 100% la eficiencia térmica) la cantidad y calidad de la panela obtenida, lo que lleva a manejar más volúmenes de caña, reducir los costos y aumentar la rentabilidad.

Tecnificación de cultivos

En Lalaquiz, los campos de cultivo de caña de azúcar se encontraban con un deficiente manejo agronómico. Además, la variedad de caña sembrada en la zona presentaba limitaciones para obtener panela de buena calidad, debido a la baja concentración de sólidos o grado brix.

Por ello, una de las principales actividades del proyecto fue capacitar a los productores en tecnificación del cultivo y conservación de suelos, e implementar 10 hectáreas de la variedad de caña “huasgua”, cuyas propiedades son óptimas para obtener una panela de muy buena calidad y tiene mayor concentración de sólidos que la caña que había en la zona.

Timoteo Moreto, productor del caserío de Tambogrande, señala que gracias al apoyo del proyecto, se ha aumentado la eficacia y rentabilidad del cultivo de la caña y el agricultor puede lograr un precio más justo por su esfuerzo y sacrificio.

Desarrollo

La APPAGROP “Señor Cautivo de la Zona de San Lorenzo”, durante el año 2012, mientras se construía el módulo, procesó artesanalmente 200 quintales de panela, que se vendió a S/. 90 por quintal (venta anual S/18,000.00). En el año 2013, con en el módulo recién construido y la tecnificación del cultivo, se procesó 420 quintales de panela y 81 quintales de confitillo de panela de muy buena calidad. Se vendió a S/110.00 por quintal de panela (ingreso anual de S/. 46,200.00 Nuevos Soles) más el confitillo que fue destinado para el consumo familiar. Es decir que de 2012 a 2013, los socios aumentaron sus ingresos en un 156.7%, sin considerar el confitillo que lo utilizan para su consumo doméstico o trueque con otros productos que no hay en la zona. En 2014, con la experiencia ganada en los primeros años del proceso se esperaba aumentar la producción de panela granulada a 700 quintales, a un costo de S/110.00 por quintal, el ingreso anual de la APPAGROP será de S/ 77,000, aproximadamente), que respecto al año 2012 (línea de partida) representaría un aumento en sus ingresos de 327.8 %, sin considerar el confitillo que lo utilizan para el consumo doméstico o trueque con otros productos que no hay en la zona.

El presidente de la Appagrop -Señor Cautivo de la Zona de San Lorenzo-, César García Saldaña, señala que con la aplicación del proyecto, casi 100 familias productoras han mejorado su calidad de vida.

“Con la construcción de este módulo panelero, los pobladores tenemos una herramienta de trabajo para sacar adelante a nuestras familias. Además, contribuimos al desarrollo de nuestro distrito”.

El trabajo articulado de la cooperación internacional, de instituciones locales, junto al compromiso y la organización de los productores, han repercutido en mejorar económica y socialmente un distrito que empieza a revertir su situación de extrema pobreza gracias a que ahora cuenta con una actividad de producción de panela granulada.

Continuar leyendo

Cuando Suena el agua, agua potable tiene

Hoy en día, quién no habla acerca de la importancia del agua y cómo dentro de algunos años sufriremos las consecuencias de la escasez de este recurso. Sin embargo, ahora mismo, en pleno siglo XXI, hay muchos lugares, desconocidos para una mayoría, que carecen de los principales servicios básicos.

Al leer el título de este artículo, usted podría pensar que se trata de una variante del conocido refrán: “cuando el río suena, piedras trae”. Pero, no es así; hace referencia al centro poblado Suena el agua. Está ubicado a menos de tres horas de viaje, desde la ciudad de Piura, en la margen izquierda del río Chira, en el distrito de Lancones.

A decir de sus pobladores y pobladoras, el nombre surgió debido a que el agua que discurre por el río Chipillico, segunda subcuenca del río Chira, hace notar su presencia, principalmente en época de lluvias, emitiendo un sonido perceptible para nuestros oídos.

El río Chipillico, conocido también como río Champoso, nace por encima de los 3 200 m.s.n.m. y aporta significativamente al reservorio de San Lorenzo. No obstante, a pesar de contar con este importante río, las familias de esta comunidad, conjuntamente con las de Zapayal y Playas de Chilaco, carecen de servicios básicos, tales como agua potable y letrinas.

Los pobladores se ven obligados a consumir a agua directamente del río, ocasionando la presencia de enfermedades gastrointestinales, que afectan principalmente a los niños, niñas y mujeres gestantes. Este problema se agrava aún más debido a la identificación de fuentes contaminantes, compuestas por aguas residuales y disposición de residuos sólidos; además, en época de lluvia, el agua se pone turbia ya que arrastra lodo y piedras.

Por ello, gracias al Proyecto “Mejora de las condiciones de salud básica, nutrición y educación para el desarrollo humano sostenible de la población rural de la zona fronteriza peruana ecuatoriana del distrito de Lancones, Piura – Perú, conocido como Proyecto Lancones, se viene culminando la implementación de un sistema de abastecimiento de agua potable y la instalación de 91 letrinas sanitarias unifamiliares.

Este proyecto es ejecutado por la Asociación Civil Fomento de Investigación y Acción para el Desarrollo (FIAD), la Universidad de Piura (UDEP) y la Municipalidad Distrital de Lancones. Los financian el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la Cooperación- Lankidetzarako Ingeniaritza (IC-LI), con el apoyo del Plan Binacional Perú Ecuador.

Además, mediante la ejecución de un Programa de capacitación en educación sanitaria, se vienen fortaleciendo y empoderando las capacidades sobre la práctica de hábitos saludables y el uso adecuado del elemento líquido vital para la vida, en las familias, docentes y autoridades locales de estas comunidades.

Adicionalmente, y con el propósito de garantizar la sostenibilidad en el uso y cuidado adecuado del sistema de agua, se ha conformado una Junta Administradora de Servicios de Saneamiento (JASS) “Luz de los Milagros”, integrada por las familias beneficiarias. Los integrantes de esta JASS vienen siendo capacitados, para que puedan realizar un eficiente ejercicio de sus funciones.

Otras acciones del proyecto Lancones

Por otra parte, y el marco de este proyecto, se viene ejecutando un programa de vigilancia y recuperación nutricional para menores de 5 años, de los caseríos pertenecientes al distrito de Lancones, ubicados en la margen izquierda del río Chira.

Asimismo, se llevan a cabo acciones para contribuir a la mejora de la calidad educativa mediante la capacitación de 50 docentes y para integrar las tecnologías de la información a la educación básica regular. Con este fin, se han instalado tres microcentros de formación continua en las escuelas de los centros poblados La Peñita, Playas de Romero y Bocana de Pichones.

http://beta.udep.edu.pe/hoy/2014/cuando-suena-el-agua-agua-potable-tiene/

Apostando por el medio ambiente desde la escuela

Cada uno de los trabajos reflejaba el ingenio de los niños. Algunos más elaborados que otros, pero con una característica en común: todos estaban hechos en base a material reciclable. Tal fue la atracción por los novedosos  productos que,  lo que comenzó como una feria de exposición terminó con ventas y pedidos a futuro. Es así como los estudiantes de Lancones contribuyen, desde la escuela, a reducir la  contaminación de su entorno.

Por Jovita Trelles

Con la participación de 45 alumnos de los colegios de Zapayal, Suena el Agua y Playas de Chilaco se realizó la primera Feria de exposición de material reciclable en las instalaciones de la Institución Educativa 20530 – Zapayal. Los alumnos elaboraron diversos adornos para el hogar y útiles para el colegio como: cartucheras, libretas de notas, portalapiceros, hasta diseñaron disfraces que fueron vistos en un desfile.

“Los niños han disfrutado mucho trabajando estas manualidades con material reciclable. Aunque al principio muchos alumnos no estaban convencidos de poder trabajar con estas cosas, que ellos consideraban ‘basura’; se animaron a hacerlo cuando vieron que sus otros amigos hacían cosas muy lindas y útiles”, comentó la directora de la I. E. 20530-Zapayal, Aurora Dioses Campo.

Las tres instituciones que participaron en la feria pertenecen a la margen izquierda del río Chira y están en el área de influencia del proyecto “Mejora de las condiciones de la salud básica, nutrición y educación para el desarrollo humano sostenible de la población rural de la zona fronteriza peruana ecuatoriana del distrito de Lancones, Piura-Perú”, que ejecutan la Asociación Civil Fomento de Investigación y Acción para el Desarrollo (FIAD), la Universidad de Piura (UDEP) y la Municipalidad Distrital de Lancones.

“Esta feria se realizó como parte de la campaña de sensibilización del proyecto para crear conciencia en los niños y padres de familia sobre la importancia de reutilizar algunos materiales, como botellas plásticas, latas, chapas, cartón y bolsas, y así contribuir a evitar o, por lo menos, reducir la contaminación del ambiente” señala el profesor Víctor Galán, capacitador del proyecto Lancones, que es Financiado por el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la cooperación- Lankidetzarako Ingeniaritza (IC-LI) y apoyado por el Plan Binacional Perú Ecuador.

Además de valorar el uso de materiales reciclables, los profesores aprovecharon la ocasión para celebrar el Día del logro, que consiste en la presentación de todos los materiales y trabajos elaborados por los alumnos durante el año escolar.

Impactando fuera de las aulas

La importancia del reciclaje en la zona de Lancones, no solo beneficiará a los centros educativos que participan en estas actividades, sino que en un largo plazo se logrará generar cambios notables en la conciencia ambientalista de los pobladores de la margen izquierda del río Chira, lo que causará un mayor impacto en la salud ambiental de su entorno.

“Sullana tiene grandes deficiencias en sus manejos de residuos sólidos. No cuenta con políticas ambientalistas dentro de su gestión municipal. Este tipo de  ferias de reciclaje y reutilización de materiales desde la escuela son un gran paso para ir creando conciencia ambiental en los niños, quienes luego crecerán con unas normas que respetarán y protegerán el medio ambiente”, indicó el doctor Francisco Arteaga Núñez, especialista de impacto ambiental de la Universidad de Piura.

De acuerdo a unos monitoreos realizados por la Autoridad Administradora del Agua (AAA), la contaminación en los ríos Chira y Piura sobrepasa los niveles permitidos tanto para riego como para consumo humano. Esto se debe a la mala disposición de los desechos de las poblaciones que viven a lo largo de las laderas de los ríos, que arrojan  basura en estos.

“Lamentablemente, no hay una cultura de cuidado ambiental en Lancones. Los pobladores no son sensibles frente a los graves efectos negativos que ocasionan sus malas prácticas higiénicas sanitarias y medioambientales. Por ello, es necesario este tipo de sensibilizaciones, que involucren a toda la comunidad, especialmente a los niños, niñas y adolescentes, porque son ellos quienes dirigirán su comunidad en el futuro”, dijo Víctor Galán.

Reciclando y ganando

Uno de los grandes incentivos de los alumnos al trabajar con materiales reutilizables, fue descubrir que podían cuidar el medio ambiente reciclando y, a la vez, obtener ganancias: económicas y utilitarias, al crear nuevos objetos en base a cosas desechadas.

“Cada uno de los alumnos ha trabajado manualidades muy creativas para esta feria, como cofres a base de botellas de plástico, alcancías con formas de chanchito, cartucheras de botella, portalapiceros de pomos, floreros decorativos y hasta bisutería. Pero lo que más les ha asombrado es haber podido vender sus productos y ganar dinero con una mínima inversión”, comentó Rosa Panta de Mauricio, directora de la I. E. 14813 de Suena el Agua.

Sin duda este tipo de actividades permite a los alumnos expandir su creatividad, demostrar su ingenio y colaborar con el cuidado de su entorno, enseñando con el ejemplo, lo divertido y provechoso que es trabajar con materiales reciclables en la escuela.

Estudio de zonificación ecológica

ZEE de Lalaquiz contiene 29 mapas

Lalaquiz tiene diecisiete zonas ecológicas y económicas

Veintinueve mapas, la identificación de diecisiete zonas ecológicas y económicas (distribuidas en más de 14 500 ha) entre ellas las zonas productivas, las zonas de protección y conservación ecológica y las de tratamiento especial son algunos de los resultados del estudio de Zonificación Ecológica y Económica (ZEE) elaborado para el distrito de Lalaquiz (Huancabamba).

Jovita Trelles

Este que no solo beneficia a los 5 mil 134  pobladores del distrito, sino también a autoridades regionales, visitantes y otros profesionales que deseen investigar distintos aspectos del distrito, es de gran valor para la formulación de políticas, planes y proyectos de desarrollo local de la Municipalidad Distrital de Lalaquiz, así como para la elaboración de planes de trabajo en beneficio de sus habitantes.

En el informe se resalta la predominancia de bosques naturales en Lalaquiz y sus servicios ambientales importantes para mantener el equilibrio de los ecosistemas, la conservación del agua y la regulación del clima. Además, destaca al distrito como una zona privilegiada, ya que sus condiciones agroecológicas y climáticas favorecen la diversificación de cultivos de alta demanda en los mercados; regionales, nacionales e internacionales, y por esta posición estratégica se convierte en una zona ideal para el ecoturismo.

Así, se ha determinado que, en el ámbito territorial, el distrito de Lalaquiz se encuentra posesionado en el área central de la Subcuenca del río Bigote, cuenca del río Piura. Ocupa cuatro pisos ecológicos distintos y tres regiones geográficas (Chala, Yunga y Quechua), lo que le permitiría una potencial diversidad productiva para la población económicamente activa.

Su altitud varía entre 500 y 3 000 m.s.n.m. y su clima va de húmedo a muy húmedo con temperaturas desde los 6,5°C a 25°C, dependiendo de la altitud. Esta diversidad de microclimas favorece a su diversidad productiva; además, es un potencial que aún no se aprovecha en su real dimensión.

  Trabajo Coordinado

El ZEE de Lalaquiz es producto del trabajo realizado por la Asociación Fomento para la Investigación y Acción para el desarrollo (FIAD) y la Universidad de Piura, en coordinación con la Municipalidad Distrital de Lalaquiz, gracias al Proyecto “Mejora de la Calidad de Vida y de las Alternativas de Desarrollo de los Pobladores del Distrito de Lalaquiz, Sierra Alto Andina de la Región Piura – Perú”, financiado por el Gobierno Vasco y la Asociación Ingeniería para la Cooperación (IC-LI).

Este estudio constituye la base para el ordenamiento territorial. La ZEE  es una herramienta que permite la planificación y el desarrollo de actividades sostenibles orientadas a la mejora de la calidad de vida y la solución de los conflictos en el uso y ocupación del territorio.

Asimismo, contiene información pormenorizada de las características territoriales, ambientales, ecológicas, sociales y económicas de la zona, siendo éste un instrumento técnico y orientador, obligatorio, para el uso sostenible del territorio y de sus recursos naturales. Con esta herramienta de gestión, Lalaquiz es uno de los pocos distritos de la región que cuenta con el ZEE, documento de partida para realizar un ordenamiento territorial.

Resultados

Gracias a los estudios de la Zonificación tanto los pobladores así como las autoridades pueden conocer qué zonas son adecuadas para la actividad agrícola, forestal, turística, acuícola y urbana. Así mismo en qué zona los suelos son pobres, de protección, de riesgo, etc.

El estudio generó 29 mapas que ayudarán a los especialistas de la Municipalidad distrital de Lalaquiz en la elaboración de planes de trabajo en beneficio de sus habitantes. Por otra parte, se muestra que este distrito cuenta con diecisiete zonas ecológicas y económicas que se hallan distribuidas en más de 14 mil 500 hectáreas, de las cuales el 52% corresponde a las zonas con potencial productivo, principalmente agropecuario y forestal que cubren aproximadamente más de 7 mil 600 hectáreas, siendo éstas las de mayor importancia, debido a que son las más aptas para desarrollar actividades productivas con recursos naturales renovables y no renovables.

Se ha podido verificar que la actividad predominante en este distrito es la pequeña agricultura de subsistencia, complementada con la ganadería, aunque ambas se desarrollan aún con baja tecnología. Aun así, en los últimos años se han articulado de manera exitosa tres productos (café, cacao y caña de azúcar – panela) hacia el mercado de exportación. Esta zona cuenta con tierras ideales para cultivos anuales, permanentes y para sistemas de agroforestería, debido a las características geográficas del territorio y la existencia de agua para riego. Su principal limitante es el relieve y erosión del suelo.

Además, el territorio estudiado cuenta con 6 zonas de vida, las cuales, albergan gran número de especies vegetales y animales, especialmente aves, colocando a Lalaquiz como uno de los distritos que cuenta con biodiversidad importante en el país.

Participación ciudadana

En todo este proceso fue muy importante la participación informada de toda la población, pues contribuyeron con aportes y aprobaron los estudios de la Zonificación Ecológica Económica. Para ello, se optó por llevar la información recogida a cada uno de las 5 zonas administrativas que conforman el distrito de Lalaquiz: Tambogrande, San Lorenzo, La Laguna de San Lorenzo, San Juan de San Lorenzo y Tambochico.

El trabajo conjunto entre la municipalidad, la entidades financiadoras y ejecutores dio como resultado un trabajo concienzudo que brindó nuevas perspectivas y una visión más amplia a los pobladores y autoridades locales, quienes gracias a los talleres brindados por los especialistas pudieron conocer los resultados de la investigación.